Trabajar en un restaurante de comida rápida…

food fat
{Imagen: food fat, r_frank_g, Licencia CC}

Cuando comencé a estudiar me vi en la necesidad de conseguir un trabajo y aunque no tenía nada en mente sabía que cualquier trabajo a medio tiempo era bueno para una estudiante. Muchas personas me mencionaron que tomará como última opción un restaurante de comida rápida pero en realidad no lo tome como algo serio este comentario. Actualmente llevo apróximadamente 7 meses trabajando en un restaurante de comida rápida y ahora sé porque tantos comentarios negativos sobre un trabajo en dicho lugar.

Aquí les dejo 6 razones por las cuales no deberías trabajar en un restaurante de comida rápida o al menos lo pienses bien:

  1. Personas irrespetuosas: Hay que aclarar que no todos los clientes son de esta manera es obvio hay muchas personas empáticas, que entienden muchas situaciones, sin embargo, hay muchas que no. A pesar de que los empleados estamos adiestrados para realizar nuestro trabajo de una excelente manera seguimos siendo humanos y nos equivocamos, al parecer hay personas que creen que somos maquinas adiestradas para ser perfectos cuando se trata de sus ordenes y eso es muy malo, puesto que cuando cometemos un error al realizar su orden esto es como provocar un huracán categoría 4 con vientos y ráfagas de malos tratos, malas palabras y malas crianzas por parte del cliente.
  2. Los impacientes: Al llegar la hora del “rush” es obvio que salen muchas ordenes, unas mucho más complejas de realizar que otras y cuando tienes muchas ordenes complejas es totalmente normal que caigas en el famoso concepto conocido en mi trabajo como “arrollado” es decir, tienes tantas ordenes esperando que los clientes se comienzan a desesperar porque no ven su orden salir. Muchos de estos clientes usan “técnicas” para ponerte presión que son sumamente incómodas, entre las más usadas están: Mirarte mal, darle al counter con cualquier objeto que cree algún un sonido muy molestoso consecutivamente, comenzar a mirarte fijamente cada vez que entregas una orden que no es la del, comenzar a hablar mal del restaurante con otros clientes, entre otras. (Créeme hay personas muy creativas.)
  3. Los aprovechados: Hay muchos clientes que saben abusar muy bien de la frase “El cliente siempre tiene la razón” puesto que muchas veces las personas recogen su orden y al rato vuelven exigiendo algo que “no se le dio”, esto ocurre tantas veces, uno como empleado muchas veces esta muy consciente de que cosas da y las personas siempre buscan de donde sacar provecho y tomar más alimentos de los que pagaron y jamás puedes poner en duda lo que un cliente diga y si lo haces atente a las consecuencias…
  4. Los compañeros: Esto puede que sea algo de todos los trabajos pero pienso que en un restaurante de comida rápida es donde más trabajo en equipo debe haber. No digo que esto sea malo, pero esto quiere decir que muchas veces, bueno para ser sinceros el 98% de las veces dependes de otra persona para poder realizar efectivamente tu trabajo y aquí es que entra la parte mala. Muchos de tus compañeros van a llegar con situaciones de sus hogares y lo van a descargar en el trabajo y con todos a su alrededor, muchos de ellos no harán efectivamente su trabajo por ende afecta el tuyo y otros simplemente creen que trabajan solos y esto también en negativo.
  5. Te vas a quemar: Trabajas en un lugar lleno de aceites y artefactos calientes es casi imposible no quemarte y cuando esto pase no podrás hacer absolutamente nada.
  6. Mucho por poco: Es más que claro que en un restaurante de comida rápida te van a pagar el mínimo pero créeme que te van a sacar todo el provecho que puedan en una hora, muchas veces harás cosas que no te toca, te quedaras horas extra, te dejaran horas trabajando y te darán el “break” súper tarde, cubrirás turnos que no quieres y no tendrás opción, no tienes días fijos, entre muchas otras cosas y todo esto para ganarte al rededor de 180 dólares si es que tienes las 20 horas semanales.

Debo aclarar que esto es en base a mi opinión no todos van a tener la misma experiencia y no todos los clientes son iguales. Pero definitivamente si hubiera sabido estas cosas no hubiera terminado en un restaurante de comida rápida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s